" />

Dormir con Luz y Estrés: Conozca las consecuencias y cómo remediarlo

El sueño es una de las necesidades de mayor relevancia para el ser humano. Poder descansar, permite que diariamente las personas puedan levantarse y cumplir sus actividades diarias con energía, vitalidad y buen humor, por lo cual el sueño y descanso, representan un proceso vital para la salud de las personas, que, de no darse adecuadamente, infiere directamente en el bienestar y ritmo de vida. Dormir las 8 horas diarias recomendadas por expertos, es esencial para el ser humano. Sin embargo, existen factores externos que influyen en la conciliación del sueño, perjudicando la salud de las personas, los más comunes están representados por la luz artificial y el estrés.

¿Estrés? Muy común en el siglo XXI

En relación al estrés, estudios frecuentes han determinado que alrededor de un 84% de la población mundial han sufrido de estrés en algún momento de su vida, sin embargo, lo que aún no está claro, es si el estrés es el generador un mal descanso o si es la ausencia del sueño lo que da origen al estrés. Lo que sí está comprobado, es la relación de ambos y cómo influyen directamente en la salud del individuo, pues combinados, estos dos factores pueden traer graves consecuencias, debido a que, de no liberar la tensión del día mediante el sueño, ésta se acumulará y puede llegar a afectar hasta el corazón.

Por su parte, dormir con la luz encendida causa efectos similares, debido a que la claridad, de manera inconsciente te mantendrá en un estado de alerta que, a su vez, impide la segregación de melatonina, hormona que induce el sueño. Agotamiento e irritabilidad, son apenas dos de los numerosos problemas de la afección del sueño a causa de la luz artificial, lo cual, de presentarse continuamente, puede generar estrés, cambios de humor y hasta dificultad de atención, afectando progresivamente, su vida diaria, según sea el caso.

Consecuencias de la falta de sueño por luz y estrés

Como ya se ha dicho, conciliar el sueño adecuadamente, permite que el cuerpo pueda descansar diariamente, recobrar fuerzas y mantener un buen estado de ánimo. Además, brinda la ventaja de estar más activo y atento en el trabajo o estudios. Contrario a esto, la falta de sueño puede generar diferentes trastornos en el cuerpo humano, los cuales se asocian al agotamiento acumulado.

Las consecuencias inmediatas de no dormir a causa de estrés y la luz artificial, son generalmente la sensación de somnolencia continua, irritabilidad, fatiga crónica, desánimo, nerviosismo excesivo. De convertirse en frecuentes, pueden acarrear problemas de mayor gravedad, como accidentes, de tránsitos, laborales y hasta enfermedades, lo cual evidencia que la falta de sueño no solo afecta el aspecto físico sino también la conducta del individuo.

¿Cómo puede remediarse?

De acuerdo a opiniones de especialistas, todas las personas poseen patrones del sueño diferentes, sin embargo, existen sugerencias generales que pueden favorecer la conciliación de éste. Cenas ligeras, duchas tibias antes de dormir, olvidar actividades relacionadas con el trabajo o estudios en las dos horas previas a ir a la cama, es considerado beneficioso para dormir tranquilamente.

Otra de las recomendaciones es el uso de antifaz para generar la sensación de oscuridad que le permitirá lograr un mayor alcance del descanso durante la noche. El uso de antifaz es ampliamente recomendado, siempre y cuando éste resulte agradable para la persona que lo necesita.

El antifaz ideal

Debe tratarse de una prenda cómoda que le permita alivianar su dificultad para dormir en cualquier circunstancia, de manera que le favorezca en facilitar las fases del sueño, iniciando por la primera, en cuyo caso, la percepción de sonidos y movimientos es más sensible. Asimismo, se sugiere que se trate de un antifaz ligero, y compuesto por un material hipoalergénico, de manera que pueda evitar alergias habitualmente asociadas al sudor en noches muy acaloradas.

Además, con un material anatómico para que no ocasione molestias durante las horas de sueño. El uso de antifaz permitirá conciliar en sueños en diferentes escenarios en los que la luz artificial sea el principal protagonista. Lo cual contribuirá al descanso adecuado, permitirá generar confort y comodidad para lograr conciliar el sueño, de manera que la persona pueda recobrar las energías requeridas para enfrentar un nuevo día.

Razones para usar un antifaz para dormir

El uso de antifaz es ampliamente recomendado esto se debe en muchos a que este artefacto, contribuye a conciliar el sueño de manera efectiva. Por lo tanto, si la falta de sueño se debe a que la habitación no está totalmente oscura, el antifaz impide la entrada de luz y la percepción de estímulos visuales, lo cual otorgará mayor tranquilidad, al momento de dormir. Si la cama es compartida, el antifaz permite que una persona pueda descansar sin ningún problema, mientras la otra ve televisión o mantiene la luz encendida.

Si se trata de un viaje, el uso de antifaz otorga una sensación de tranquilidad y bloquea la entrada de luz, lo mismo para aquellas personas cuyo horario de trabajo es nocturno y deben descansar durante el día, el antifaz para dormir, generará esa sensación de comodidad y confort a las que en muchos casos el cerebro se ajusta durante las horas nocturnas al dormir.

Sin duda el uso de antifaz, acompañado de otras recomendaciones puede resultar de gran beneficio al momento de conciliar el sueño y descanso. No hay que olvidar que dormir 8 horas durante la noche, recomendado comúnmente por especialistas, ayudará a evitar trastornos de depresión, ansiedad, malhumor, además de posibles enfermedades asociadas al estrés e irritabilidad por no poder dormir.

La energía que el sueño y el descanso adecuado aportan al cuerpo humano es tan importante y necesaria para la salud, como los ejercicios y la buena alimentación, por lo tanto cuidarse de mantener un patrón del sueño adecuado, ajustado a las actividades que diariamente se realicen y a las jornadas que acostumbra cada persona, contribuirá a aportar al cuerpo la vitalidad y bienestar necesario para mantenerse activo, por ende velar por conciliar el sueño es compromiso de cada persona, por su salud y bienestar.