" />

Espolón Calcáneo: ¿Qué es?

El espolón calcáneo, es considerado en el mundo de la medicina como una imperfección ortopédica, que se origina mediante la formación de una protuberancia en la planta del pie, específicamente en la zona del talón. Esta protuberancia se debe a que una parte del hueso calcáneo crece anormalmente hacía afuera produciendo la formación del espolón, lo cual podría ser señal de una complicación degenerativa.

También conocido como espolón de talón, esta anomalía puede aparecer en otras áreas del pie, cerca de la implantación del tendón de Aquiles. Se considera que surge como consecuencia de pequeños traumas en la zona plantar e inflamación de los tejidos a causa de las cargas recibidas en el área afectada, lo que no le permiten al tejido cicatrizar de manera óptima, ocasionando molestias y limitando las actividades regulares como la caminata.

¿Qué produce el espolón calcáneo?

Según diversos estudios, la causa del espolón calcáneo más prominente es el recurrente sobrecarga realizada en la región del talón. Asimismo, por tratarse de una señal de problemas degenerativos, la edad es otro de los factores que pueden incidir en su aparición, haciéndose frecuente después de los 40 años. La obesidad también entra en las causas de origen del espolón calcáneo, debido a que en el área del talón es donde descansa el peso del cuerpo, por ende, el exceso de este ocasiona un trauma al talón e incrementan las posibilidades de que se origine esta patología.

Otra causa de espolones calcáneos está representada por las enfermedades reumáticas, como artritis, aunado a los problemas posturales frecuentes, debido a que las malas posturas ocasionan mayor carga a la zona plantar. Curiosamente, la actividad física en exceso puede desarrollar esta anomalía, debido a la presión ejercida en el área del talón, por ello los deportistas suelen verse afectados en ocasiones por este problema.

Aunque en menor medida, expertos en la medicina han indicado que la alimentación podría representar un factor de riesgo en la aparición en espolón calcáneo, debido a que el excesivo consumo de alimentos que contienen calcio puede ocasionar inadecuada asimilación en el organismo y ocasionar estas molestias traumatológicas.

¿A quién afecta el espolón calcáneo?

La afección del espolón calcáneo puede afectar tanto a hombre como mujeres en igual medida, no obstante, existen grupos de riesgos, con características identificables para sufrir de esta imperfección, entre ellos se encuentran, las personas mayores de 40 años, especialmente aquellas que padezcan enfermedades degenerativas, donde el riesgo se incrementa. Asimismo, quienes presenten problemas de sobrepeso, podrían verse afectados por esta anomalía. Las personas con mala postura al caminar, o que poseen pie pronado, también tienen características que conllevan a la aparición de un espolón.

También es frecuente ver la aparición de esta anomalía en mujeres embarazadas, debido a que el incremento de peso durante la gestación, afecta la zona del talón, cuya presión origina la aparición del espolón.

Un grupo donde se desarrolla con frecuencia el espolón calcáneo, es en los deportistas, debido a la frecuencia de actividades físicas. Igualmente, quienes desarrollan ejercicios físicos en exceso, sin el calentamiento adecuado, es probable que puedan verse afectados por esta anomalía.

¿Por qué es un problema el mencionado espolón calcáneo?

Por ser una anomalía que va apareciendo de manera progresiva, el espolón calcáneo en su inicio es asintomático, sin embargo, la constante presión ejercida en el área donde se origina la protuberancia suele ocasionar inflamación acompañada de recurrente dolor que puede resultar de gran incomodidad para la persona afectada.

Además, la aparición de esta patología suele limitar la caminata regular. En el caso de los deportistas, limita la realización de actividades físicas, por lo cual es considerado un problema. El uso de calzados también se ve limitado por esta enfermedad, debido a que resulta incómodo en la marcha si el zapato no es el adecuado.

De igual manera, el espolón puede ser causa de una enfermedad reumática, por lo cual, ante su presencia, es recomendable visitar al médico para detectar la causa de aparición de esta imperfección.

¿Cómo se corrige el espolón calcáneo?

Existen diversas maneras para la corrección del espolón calcáneo, las cuales dependerán de su gravedad y resistencia a los tratamientos aplicados. Principalmente, debido a que el dolor e inflamación en la zona plantar es lo que ocasiona incomodidad, es necesario su disminución, esto generalmente se realiza mediante el reposo indicado y la colocación de hielo en las zonas afectadas (área del talón).

La fisioterapia es otra de las posibilidades que se presentan para la corrección del espolón de talón, combinadas con terapia de choque, que active el sistema nervioso, pueden resultar efectivas en la disminución de la inflamación y el dolor.

Debido a que la alimentación suele ser un factor considerable en la aparición del espolón, la dieta también se considera importante para su prevención o para su corrección, si es el caso. Una alimentación concentrada en alimentos alcalinos (hojas verdes y bajos en grasa), puede contribuir a mejorar el funcionamiento del riñón y controlar el sobrepeso.

En último caso se considera la cirugía de espolón como medida para la eliminación definitiva de la protuberancia, sin embargo, en la actualidad no se realiza con tanta frecuencia, debido a que el tratamiento conservador suele ser exitoso si se realiza correctamente.

Conclusión

El espolón calcáneo, suele ser una de las principales causas de molestias en los miembros superiores. La protuberancia propiamente no ocasiona el dolor, la presión realizada una vez que comienza a salir, produce que se incremente su tamaño y con ello la inflamación y dolor en la zona plantar.

Aunque el espolón es corregible, los cuidados adecuados, pueden evitar considerablemente la aparición de esta enfermedad, teniendo en cuenta que las causas asociadas con su aparición, en su mayoría pueden ser corregibles.

Es importante recordar la importancia de llevar una buena alimentación, aunado a una rutina de ejercicios adecuada y que no exceda el tiempo diario, debido a que esto puede ocasionar la aparición de la enfermedad. La realización de masajes diariamente en los pies, luego de las rutinas diarias, es una manera de prevenir el espolón calcáneo definitivamente.